Sistema de monitorización y alerta de inundaciones

///Sistema de monitorización y alerta de inundaciones

Sistema de monitorización y alerta de inundaciones

Las inundaciones pueden ser causadas por motivos muy diversos, como fuertes lluvias (concentradas localmente o a través de un área amplia), deshielo acelerado, vientos fuertes sobre una gran superficie de agua, mareas inusualmente altas, tsunamis o fallos en presas o diques de almacenamiento de agua. Además, las inundaciones se suelen ver amplificadas por la deforestación o los incendios que provocan la reducción de vegetación en la superficie que podría absorber el exceso de lluvia.

El cambio climático, y los bruscos cambios meteorológicos asociados con el calentamiento global que provoca, ha supuesto también un incremento significativo en la frecuencia y severidad de las inundaciones en todo el mundo. Las inundaciones tienen un impacto muy negativo, dañando propiedades e infraestructuras y, lo que es mucho peor, poniendo en riesgo la vida de seres humanos y animales.

Desde hace siglos se han utilizado diversos métodos para tratar de mitigar los efectos de las inundaciones. Algunas de estas técnicas han sido por ejemplo plantar vegetación para retener los excesos de agua, construir terrazas en las laderas para el flujo de agua, o la construcción de canales para encauzar el flujo excedente de agua. Otras técnicas incluyen la construcción de diques, lagos, presas o muros de contención.

A pesar de todos los medios físicos que se puedan poner en marcha para contener o atenuar los efectos de una inundación, tener un sistema de alerta temprana puede ser esencial para prevenir daños materiales y humanos. Si una zona de construcción, una propiedad o una comunidad se encuentra en una zona con riesgo de inundación, tener un sistema que pueda monitorizar la inundación y poner en marcha la comunicación de alarmas y avisos puede marcar la diferencia y evitar daños. El tiempo es siempre crucial a la hora de poner en marcha medidas de evacuación o protección de zonas sensibles de ser inundadas. Así, se pueden evacuar a personas, vehículos o maquinaria antes de ser afectada por la riada o inundación.

Las alertas gestionadas por las Agencias Medioambientales locales en muchas ocasiones se han demostrado ineficaces para comunicar el riesgo de riada o inundación con la antelación y precisión necesarias. Disponer de un sistema remoto propio de monitorización y alarma de riesgo de riada o inundación permite estar seguro de que se recibe información precisa y fiable del riesgo real y se pueden poner en marcha las medidas necesarias con tiempo suficiente. Pero la implementación de un sistema de monitorización de inundaciones y alerta temprana no es algo trivial, ya que exige una gran fiabilidad y disponibilidad de la información.

Tomar medidas del nivel del agua y de la precipitación, junto con la video vigilancia, es una forma excelente de controlar el riesgo de inundación. Otros sensores para medir la humedad del suelo, la turbidez del agua o las condiciones meteorológicas como la dirección y velocidad del viento, humedad o radiación solar, pueden añadir información también muy valiosa. Estos sistemas de monitorización deben instalarse aguas arriba de la zona susceptible de inundarse, en ocasiones en diferentes puntos, que pueden estar situados a kilómetros de distancia entre ellos y de la zona inundable.

Disponer de imágenes en tiempo real, aporta una información dinámica extremadamente útil de lo que realmente está pasando, que permite tomar mejores decisiones que sólo con las lecturas de sensores. 

Los sensores para medir el nivel del agua, en el cauce de un río por ejemplo, pueden usar tecnologías como los transductores de inmersión. Pero los más fiables y sencillos de instalar son sin duda los de radar, que permiten medir profundidad de cauce de agua en zonas en las que los sensores de inmersión no pueden instalarse y monitorizar el nivel del agua en zonas de difícil acceso. Así, son también menos susceptibles de sufrir daños que los sensores de inmersión.

Determinar el emplazamiento ideal para instalar los sensores y el resto de sistema de monitorización de riadas dependerá mucho de cada caso, del cauce actual del río, del cauce previsto en caso de inundación y de la situación de las zonas previsiblemente inundables. Es necesario hacer una planificación exhaustiva para determinar la mejor localización, determinar las fluctuaciones previsibles del cauce de agua, y diseñar una solución de montaje que de forma efectiva proteja el sistema de monitorización de las condiciones ambientales (que en ocasiones pueden ser extremas) y de actos vandálicos.

Los Sistema de Monitorización de NIHON KASETSU pueden instalarse y operar desde una única localización o desde múltiples localizaciones remotas. Pueden incluir sensores de detección de cauce y caudal de agua midiendo zonas situadas a kms de distancia. Las alarmas y avisos pueden configurarse usando una variedad de medios, como por ejemplo e-mail, SMS, sirenas audibles, luminosas, etc. Nuestra experiencia en este tipo de aplicaciones le ayudará a encontrar la solución óptima a sus proyectos.

Por |2018-07-25T17:48:40+00:0024 mayo 2018|Construcción, Monitorización|0 Comentarios

¡Deja un comentario!

logo Nihon Kasetsu monitoring & water clarification

CONTACTO

He leído y acepto las condiciones de privacidad

ÚLTIMAS NOTICIAS