Instalar cámaras en lugares de obra permiten un nivel extra de control sobre los proyectos y cada vez más empresas las usan en sus proyectos de construcción por el valor que aportan principalmente en tres areas: mejora de la calidad, mejora de la gestión y mejora de la seguridad del proyecto.

Pero los sistemas de seguridad en obra van mucho más allá de la prevención de robos y de vandalismo. La instalación de cámaras en obra incrementa la transparencia, la supervisión de las actividades de las empresas subcontratadas y permite hacer un seguimiento más exhaustivo de las diferentes fases del proyecto.

Las principales ventajas de usar cámaras en un proyecto de construcción se ven reflejadas en dos grandes áreas: Ejecución del proyecto y Gestión de riesgos. Veamos cada una de ellas con más detenimiento.

Ejecución del proyecto 

  • Permiten a los miembros del equipo monitorizar visualmente el progreso en tiempo real de manera remota, reduciendo los costes de desplazamiento.
  • Mantiene a los propietarios y promotores estar informados, pudiendo verificar el progreso del proyecto sin necesidad de tener que molestar al equipo directivo.
  • Mejora la gestión del personal y de las empresas subcontratadas. Permite tener reuniones de proyecto más eficientes usando imágenes.
  • Se pueden consultar imágenes archivadas para verificar problemas o incidentes que hayan ocurrido, y solucionarlos más rápidamente.
  • Pueden analizarse mejor y optimizarse los flujos de trabajo.
  • Su uso muestra una imagen moderna de empresa que hace uso de las últimas tecnologías para mejorar la productividad y la seguridad.

Gestión de riesgos 

  • Permiten hacer chequeos de aseguramiento de la calidad de ejecución del proyecto y cumplimiento de normativas.
  • Registra todas las incidencias relativas a la seguridad, pudiendo poner en marcha medidas correctoras mucho más rápidamente.
  • Monitoriza el acceso a áreas restringidas, aumentando el cumplimiento de las medidas de seguridad establecidas en el proyecto.
  • Aporta material gráfico para la resolución rápida de disputas.
  • Actúan como elemento disuasorio frente a operarios negligentes y frente a intrusos, reduciendo el riesgo de incidentes y reclamaciones.
  • Registra eventos inesperados del entorno como situaciones atmosféricas o de la naturaleza extremas, que ayudan a la gestión de emergencias.

Tanto si el objetivo es reducir el riesgo de robo en el lugar de trabajo, garantizar el cumplimiento de las normas de salud y seguridad, gestionar mejor los proyectos remotamente o mantener a los clientes al día con el vídeo de lapso de tiempo del progreso de la obra, las cámaras IP ofrecen una solución óptima de monitoreo remoto del lugar de trabajo.

Pero cuando se trata de la videovigilancia remota en el sitio de construcción, existen varios problemas comunes que pueden limitar su selección de cámaras de seguridad. Es especialmente importante analizar las siguientes prestaciones antes de elegir el sistema más adecuado:

  • Resistencia al agua: El sistema de seguridad de una obra de construcción debe ser resistente e impermeable para resistir todos los elementos atmosféricos y propios de una obra.
  • Portable: Para poder desmontarlas fácilmente y trasladarlas a otras zonas o posiciones más adecuadas de la obra si es necesario según avanza el proyecto.
  • Calidad de video HD: Las cámaras de vigilancia en sitios de construcción con buena calidad de video (al menos 1080p) y visión nocturna ayudan a controlar el lugar de trabajo día y noche, especialmente durante la noche.
  • Mínimo cableado: Para disminuir el riesgo de fallos y el mantenimiento.
  • Fácil acceso remoto: Gracias al uso de módulos de comunicación, se puede monitorizar el proceso de trabajo y verificar el lugar de construcción en cualquier momento y en cualquier lugar desde dispositivos móviles.

Otras prestaciones interesantes en algunos proyectos pueden ser el zoon óptico para capturar detalles como números de matrícula de vehículos y controlar su acceso, o que la cámara esté motorizada para mover el foco a la zona de interés.

Cuántos datos usará la cámara?

La principal restricción cuando se usa una cámara en una obra es el volumen de datos de comunicación. La medida de los datos que utiliza una cámara de vigilancia puede diferir y se identificará directamente con su tasa de bits. La resolución, la velocidad de fotogramas, la calidad de la imagen y la compresión afectan la velocidad de bits o el ancho de banda requerido. Por lo tanto, el ancho de banda de conexión a Internet disponible juega un papel muy importante.

Las cámaras IP que usan un códec con alta compresión y bajas tasas de frame darán como resultado velocidades de transmisión de datos en vivo de entre 100 kBit/s y 350 kBit/s. Esto significa que si tomamos un ancho de banda promedio de 200 kBit/s, el cálculo para 1 hora de transmisión / visualización de video en vivo será aproximadamente 3/4 de 1Gb. Estas son sólo estimaciones y dependen de la cantidad de ancho de banda que utilizará para la transmisión en vivo y para la descarga de imágenes y videos. El enrutador 3G o 4G no determina la cantidad de datos que usaría, solo proporciona la conexión a Internet y no determina cómo se usa esa conexión.

Recomendamos usar imágenes de alta resolución o streaming sólo si se está conectado a una banda ancha de Internet con acceso a través de una red LAN o WiFi

Cuando se utiliza una tarjeta SIM para la comunicación, es mejor configurar la cámara con imágenes de baja resolución programadas en un lapso de tiempo fijo (generalmente cada 10 o 15 minutos) o vinculadas a eventos específicos (como la activación de una barrera o el paso de un vehículo).

Algunos consejos útiles sobre cómo optimizar las cámaras y sistemas de seguridad en sitios de construcción

  • Elija sistemas robustos y fiables, resistentes a la intemperie y al vandalismo.
  • Determine cuidadosamente el lugar más adecuado para la instalación.
  • Use fuentes de alimentación ininterrumpida para asegurar la alimentación.
  • Elija de forma adecuada el tipo de comunicación (SIM, LAN, WiFi, etc.) en función del uso previsto y del volumen de datos requerido.

Conclusión

El número de robos en la construcción está aumentando, especialmente los robos en el lugar de trabajo de electrodomésticos, materiales de construcción y cobre. El monitoreo remoto del proyecto de construcción a través de cámaras de seguridad puede reducir el riesgo de robos y actos vandálicos.

Por otra parte, los sistemas de cámaras en obra también permiten monitorizar las fases del proyecto para mejorar la seguridad, el control de la calidad y mejorar la productividad y la optimización de los procesos.

El Sistema de Monitorización NIHON KASETSU eComo04 permite la integración completa de  cámaras IP, gestionando la visualización y almacenamiento de imágenes en nuestros propios servidores y plataformas online. Login en nuestro eComo User Online Platform desde cualquier dispositivo (smartphone, tablet, laptop o desktop) y funciona como cualquier otra web, sin necesidad de instalar plugins o software.

Ofrecemos una variedad de cámaras IP para ajustarse a las necesidades de cada proyecto, que pueden ser instaladas y configuradas en minutos. Su tamaño reducido permite instalarlas casi en cualquier sitio, sujetas a postes, vallas o andamio, ofreciendo ángulos de visión excelentes.

Contacta con nosotros para tener más información.