Industrialización de la construcción

/, Monitorización, Proyectos Destacados/Industrialización de la construcción

Industrialización de la construcción

En un proyecto de construcción es necesario controlar múltiples parámetros que pueden afectar a la calidad, a la productividad o a la seguridad. Tanto la fiabilidad de los datos como su disponibilidad son elementos esenciales para un correcto control del proyecto.

El sector de la construcción ha comenzado una etapa de “industrialización” en la mayoría de países desarrollados. En otros está aún en una fase muy inicial, pero es sin duda un fenómeno que se va a implementar de manera exponencial en los próximos años y va a transformar de manera sustancial la forma en la que se desarrollan los proyectos de construcción.

La industrialización se genera en un sector en específico y se fundamenta en el desarrollo de maquinarias, técnicas y procesos de trabajo con el fin de producir más en menos tiempo, maximizando los resultados, la seguridad y los beneficios. A lo largo del siglo XX se industrializaron procesos que hasta ese momento eran artesanales o semi-artesanales.

El sector de la construcción se ha tecnificado gracias a todo tipo de maquinaria que se ha desarrollado en el último siglo, pero aún no se ha industrializado realmente. Para eso es necesario automatizar procesos y para eso hay que tener datos, hay que medir los parámetros clave

Hoy en día, es impensable en cualquier industria no sólo automatizar sino sobre todo controlar los procesos productivos. Para hacerlo es necesario medir los parámetros clave de dichos procesos. Esto mismo es lo que está empezando a ocurrir en el sector de la construcción. Para realmente industrializar el proceso constructivo es necesario no sólo tecnificarlo usando las mejor maquinaria disponible, sino también industrializar los procesos y controlarlos midiendo sus parámetros clave.

Además, como también ocurrió en la industria, en la construcción es esencial garantizar el cumplimiento de normativas relativas al medioambiente y a la prevención de riesgos laborales. Para poder hacerlo con garantía es necesario medir y controlar los parámetros que afectan tanto al proceso constructivo como a su entorno.

Realizar mediciones de ruido, polvo, calidad del aire, vibraciones, meteorología, tráfico de vehículos, niveles de agua, etc. y disponer de dichos datos históricos para poder analizarlos, generar alarmas o corregir acciones es posible gracias a sistemas de telemetría, monitorización y control. Pero los proyectos de construcción y de obra civil son muy diferentes de una industria, por lo que disponer de dichos sistemas pero específicamente diseñados para un entorno tan cambiante y duro como el de la construcción es crítico.

Usando estos sistemas de telemetría, monitorización y control, aquellas empresas que apuestan por la tecnología y por la industrialización pueden disponer de todos los datos, tanto del proyecto como del entorno, que les permitirán la mejor la toma de decisiones. Esto se traduce en una disminución de los costes totales del proyecto y en un aumento de la seguridad. Además, la imagen de la empresa se ve mejorada sustancialmente, mostrando una forma de trabajar más tecnológica y profesional.

Así, es posible por ejemplo comunicar algunos datos con el entorno (vecinos, ayuntamiento, etc.) a través de web o dincluso de paneles informativos, mostrando así el cumplimiento de normativas medioambientales o de ruido.

 

Por |2018-10-23T08:12:52+00:0025 julio 2018|Construcción, Monitorización, Proyectos Destacados|0 Comentarios

¡Deja un comentario!

logo Nihon Kasetsu monitoring & water clarification

CONTACTO

He leído y acepto las condiciones de privacidad

ÚLTIMAS NOTICIAS